Páginas vistas en total

viernes, 3 de julio de 2015

¿QUIEN FUE EL RESPONSABLE?



¿QUIEN ES EL RESPONSABLE?

Hace un tiempo tuve un accidente con mi moto.
Estaba detenido esperando el semáforo que se ponga en verde y un auto, arrancando abruptamente me tumbó. En mi caída, volqué al que estaba a mi derecha y así hubo un par más de derribos. Toda la 1ª fila. Quedamos en el suelo.
Luego del accidente
Enseguida llegó la Policía y los Servicios Sanitarios. Me levantaron del suelo y me vi dentro de una camioneta ambulancia donde una médica me hacía preguntas. Las contesté. Era sólo una caída… La médica me dice que me llevarán a hacerme una revisión en un hospital próximo. Sorprendido le dije a la médica que no era necesario que me sentía muy bien. Con toda educación me dijo: -no estoy consultándole si desea o no ir. Le estoy diciendo a Ud. que VA a ir, porque así lo aconseja la experiencia y el protocolo de accidentes.

Allí comprendí que estaba en manos de una Profesional y que debía dejarme llevar porque era su responsabilidad ver si estaba o no sano. Y que mi opinión era irrelevante. No tenía ningún valor. Al rato de llegar al Hospital y luego de un par de radiografías y analíticas, quedé en libertad.

¿Qué pasa con nuestra profesión?

Todo lo contrario. Opina el Cliente, el cuñado, el hijo, el industrial que hace la mano de obra o el que da el servicio…

Imaginemos que luego del accidente, la opinión de la médica, se contrastara con el del enfermero, el conductor de la ambulancia y el de la camilla…Qué pasaría? Y así durante todos los servicios que brindara durante el día.
El responsable (cuando nos dejan)
Se conseguiría un gran peligro en la salud  del paciente; una gran confusión, falta de dirección, entre otras muchas otras cosas.

En la obra, es exactamente lo mismo. Muchos opinan. En verdad demasiados. Y el resultado es previsible: atrasos en los tiempos, desinteligencias, posibles aumentos de costos. Y cuando pase todo se buscará al responsable. ¿Quién?: ¡el Arquitecto!
En el caso del accidente, tal vez si hubiese sido grave, la salud del paciente se hubiese visto muy comprometida y se hubiese llegado porqué no, a la muerte. ¿Quién era el responsable? ¿ El enfermero, el conductor de la ambulancia, el camillero?. Ya saben la respuesta. El Médico.

Por eso, recomiendo a los jóvenes Profesionales y Colegas, tener el recuerdo que debe llevarnos siempre a la pregunta: ¿quién es el responsable de este trabajo?
La respuesta es obvia. El Arquitecto

Porque cuando la solución es mala, y cruje…se acordarán sólo del Arquitecto. Los demás, se habrán desaparecido y diluidos como el azúcar en el café. Pero será amargo, porque la relación con la Propiedad se deteriorará y eso no es beneficioso para la salud de la obra.

Ya lo saben Compañeros: escuchar si, pero la decisión siempre es del que asume la responsabilidad

Hasta el próximo post!


1 comentario:

  1. Muy buen consejo. Estoy recien egresado de una Escuela de Arquitectura. Seguiré lo que sugiere. Está clarísimo. Gracias.

    ResponderEliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.