sábado, 13 de julio de 2013

GAUDÍ, CALATRAVA y WALT DISNEY


 

GAUDÍ: ARQUITECTO O ESCENÓGRAFO PINTORESCO?


Gaudí en su plenitud.
¿Gaudí un arquitecto con veleidades de escenógrafo o al revés?.


Se supone que un arquitecto debe construir para las personas. El personaje que trato hoy tuvo algunas dualidades excentricas.

Gaudí construía para personas medio raras; a veces para millonarios excéntricos, llamados “mecenas”; a veces para sí mismo (el caso de la Sagrada Familia) y digo para sí mismo, porque creo se consideraba un divino. Sus obras no tienen explicación alguna ni posible desde el razonamiento puro. 

Porque no responden desde el punto de vista funcional (tema que por lo visto le importaba poco) ni desde el punto de vista presupuestario (de ahí que son pocas las obras que terminó), ni mucho menos desde el punto de vista formal, cuyo acercamiento al barroco deformado por sus visiones, convirtió sus obras en un fantochada casi circense muy poco recomendable para la crítica seria y en cambio muy apta para el turismo de los japoneses y otros turistas, ávidos de sacar fotos del producto que se les enseña. Sólo visitar el Parque Güell y caminar por la sala de las columnas para tomar contacto con la arbitrariedad del planteo de Gaudí.

Lo que no puede negarse es el pintoresquismo de su obra. Caprichosa, injustificable y muchas veces difícil de creer. Pero esto, no da ningún derecho a tildarla de “genial”


Gaudí en el mejor de los casos sorprende. Por sus curiosas soluciones técnicas (a veces revolucionarias y hasta logradísimas), pero estas sucumben al conjunto, donde priman las  arbitrariedades estéticas, las paredes curvas, los caprichos insostenibles, y una parafernalia de recursos formales que no resisten ni siquiera a una crítica benevolente. No se comprende cómo en sus edificios de apartamentos, no hay cama ni ropero estándar que se pudiera ubicar. Esto podría hacer las delicias de algunos interioristas o decoradores, pero no y sin duda, de los usuarios.



En Gaudí prima tal vez lo “estético-escenográfico”, por así decirlo, pero a su manera. Envuelve su onirismo arquitectónico con una pátina a veces místico-religiosa y a veces de “genialidad” que quienes tuvieron que sufrirlo, imagino no se lo han creído, cuando han tenido que pagar sus engendros carísimos o derribar y rectificar paredes para ubicar un sillón, o un aparador... 

Uno de sus mecenas dicen, el Conde Güell,acabó peleado con Gaudí y arruinado en su economía por estos “vaivenes” de su pseudo-genialidad que consistía en hacer pocos planos, improvisar en las obras y entrar en frecuentes crisis místicas.


Su “escuela”, conocida como “modernismo” no tuvo mayor trascendencia una vez que desapareció el maestro; nadie la continuó, porque es muy difícil engancharse al despilfarro de un trasnochado, que tenía visiones religiosas que lo llevaban a poner apelaciones a Dios, los Santos, Vírgenes y otros personajes bíblicos en sus fachadas o techos. Analicemos las diferencias con Le Corbusier, o Mies Van der Rohe, cuyas obras aún hoy siguen y seguirán siendo objeto de estudio y consulta por su raíz y fuerza de planteo.



Ventilaciones "peneiformes".
Fachadas o terrazas que para Gaudí, tanto se poblaban de esculturas, como de monstruos, como de antifaces, como ventilaciones con forma de penes deformados, o bancos de azulejos partidos.Sus trabajos quedan como un catálogo de rarezas, para un museo que publicite la excentricidad de sus piezas raras (como podrían ser carneros con 2 cabezas, una guillotina de la Revolución Francesa, un trozo de friso egipcio, una momia de faraón. O un incunable de la época de Güttenberg). Creo que sus rarezas, que cultivaba concientemente, agregaron un halo de misterio a todas las obras que encaró.

En el desajuste presupuestario Gaudí se parece a otro arquitecto o ingeniero actual, el Sr. Calatrava, cuyas obras (tambien icónicas...) como mínimo duplican casi siempre la estimación inicial de costes.

Aconsejo ver un artículo donde se muestran las carísimas pifias del celebre Sr. Calatrava, que de suceder a cualquier otro Arquitecto del planeta tierra, pondría en duda su Diploma, sus conocimientos, su idoneidad y seguramente la suspensión de por vida de Colegiatura y firma de cualquier plano; lo dicho, vean estas fotos y comentarios.
http://www.elconfidencial.com/multimedia/album/cultura/2016-06-08/las-10-chapuzas-millonarias-de-santiago-calatrava_1213908/#9 


Pienso, empero, que si en alguna parte existiese una continuación de su obra, debería ser de inspiración en las escenografías de las óperas ítalo-alemanas, como Il Trovatore, Rapto en el Serrallo, u otras. Porque allí, al acabar la función se desmontan los decorados, se guardan…y hasta la próxima representación…Nadie le da más trascendencia que la de un decorado gracioso...

La Sagrada Familia. No confundirse con la foto de abajo
Pero las obras de Gaudí, persisten y se ven de manera cotidiana, para sorpresa del viandante y el turista que viene a Barcelona. 

Castillo de Campanita. No confundirse con la foto de arriba.
Y la Sagrada Familia (interminable felizmente desde hace 80 años) es la nave estandarte del culto a este arquitecto. Un ícono caprichoso, pero ícono verdadero de una ciudad como Barcelona, cuya silueta se repite sin ningún pudor en todos los gadgets que se precien; platos, esculturitas, réplicas del mobiliario, etc. Seguir su construcción, es como intentar reconstruir el Partenón griego; créase o no, pero la Sagrada Familia continúa hasta nunca terminar...Además alimentando a una tribu de continuadores eternos.

Sé que con esto que opino me estoy granjeando la animadversión de admiradores y algunos colegas catalanes, que hablan de Gaudí como si fuese la autoridad máxima divina e intocable de su arquitectura, pero hay a veces que tomar decisiones y decir las cosas como se piensan, se sienten y sobre todo, se ven...

Esto que digo no es óbice para que la vayan a ver todos los turistas que se acerquen a Barcelona. No se defraudarán. Por ejemplo los japoneses son Clientes permanentes.

La Sagrada Familia, es un espectáculo más, sobre todo cuando la iluminan, más o menos como el Castillo de Campanita de cualquier parque temático de Walt Disney. 

Pero por favor, no confundirse!  Una cosa es una cosa y la otra...vaya Ud. a saber.

Nota del 28 de Agosto del 2018: sugiero vean otro disparate comparable a las obras menciondas. Esta vez un templo budista; aqui va el link.
https://www.lanacion.com.ar/2162659-entre-disney-gaudi-este-es-templo-mas


If you want to read this blog in English use the built-in Translator.

Si voleu llegir aquest bloc en català utilitzeu el traductor incorporat.

Si vous souhaitez lire ce blog en français, utilisez le traducteur intégré.

Wenn Sie diesen Blog auf Deutsch lesen möchten, verwenden Sie den integrierten Übersetzer.

如果你想用中文阅读这个博客,请使用内置的翻译器

Если вы хотите прочитать этот блог на русском языке, используйте встроенный переводчик.


LA EXTRAÑA AMISTAD

LAS OBRAS PÚBLICAS y los POLÍTICOS Hay una rara hermandad inalterable que no se detiene con el paso del tiempo en países de América y d...