Entradas

Mostrando entradas de octubre 13, 2015

LA SUSPICACIA DEL/LA AUTOR/A

Imagen
CRITICA DEL ARTE PURO, LA SUSPICACIA Y EL AUTOR

Está claro que cualquier objeto puede ser una obra de arte o un bodrio infame dependiendo de quien la mire, de la inspiración del autor o de la buena o mala baba del crítico que la analiza.

Siempre habrá para el mismo objeto, una crítica laudatoria, una que ni fu ni fa y otra que la deja por el suelo. Quién tiene la razón? Todos y ninguno.

Todos los comentarios son válidos. Picasso dijo que le gustaban y aprendía mucho con las críticas porque frecuentemente decían que los entendidos encontraban en cada pintura suya, temas que él no había visto ni siquiera imaginado.

 Tenemos que ponernos de acuerdo en algo. Cuando se critica o se hace un comentario de arte o diseño, en lo que centramos el objetivo, es el criterio con que se diseñó o pintó la obra que estamos comentando.

Ningún crítico que se precie confunde la obra con el autor. Tampoco mezclamos el objeto motivo del comentario con la persona. Al pan, pan, y al vino, vino… o como dijo…