lunes, 6 de abril de 2020

LA EXTRAÑA AMISTAD

LAS OBRAS PÚBLICAS y los POLÍTICOS

Hay una rara hermandad inalterable que no se detiene con el paso del tiempo en países de América y de algún pais de Europa.

Como Arquitecto, me tocó hacer a lo largo de mis 50 años de ejercicio de la profesión, más de una de estas obras. En su casi totalidad, contratadas por grandes o medianas Empresas Constructoras, que contaron conmigo para verificar el Proyecto y/o la Dirección de Obras.

En los comienzos de la carrera profesional, apenas tomar contacto con los planos y los presupuestos de la Licitación, me sorprendían los valores cotizados. Nunca a la baja...Analizadas algunas partidas, noté los abundantes incrementos de precios, con otras obras similares que estaba realizando para inversores particulares.

Al verificar ésto con los ganadores de la Licitación, se me argumentaba que se debían en parte a la demora en los pagos que podían ser de mas de 90 días y en la mayoría de mas de 120 días. La inflación que se vivía en Argentina, por ejemplo lo justificaba en parte.

Luego noté que en las planillas internas y los análisis de costes, había partidas "misteriosas" con trabajos que no se pedían ni eran necesarios para ese tipo de edificación ofertada; en otros casos la partida presupuestaria estaba codificada de manera que no se podía descubrir, cuál era el destino final de esos valores. Esto me sucedió muy al comienzo. Luego perdí la inocencia y caí en la cuenta.

Me explicaron que se trataba de comisiones que se llevaban los políticos o funcionarios adjudicadores de las obras, enmascaradas con nomenclaturas que servían para saber cuánto había que comisionar al político o institución que adjudicaba los trabajos.

No importaba si era un Hospital, un edificio para Bibliotecas, un Centro Cívico, o un sencillo galpón o nave para depósito. Lo que fuese, estaba "adornado" invariablemente con estos valores. Tampoco importaba de qué signo era el gobierno contratante. Era un porcentaje variable, establecido y sagrado sobre los presupuestos.

A veces, durante la construcción, había cambios normales e imprevistos. Aumento de superficies en ciertas áreas, o en el metraje del parking, o en lo que fuese...Ahí aparecían los salvadores "adicionales", que además del precio del trabajo, venía nuevamente adornados con el agregado porcentual de esas partidas que volvían en forma de comisiones a los funcionarios del gobierno Municipal o Estatal responsables de la adjudicación.

Esa extraña amistad, entre las Licitaciones y los políticos, es de las más duraderas que conozco y que puedan existir. La amistad de las grandes Empresas Constructoras y las medianas o grandes obras públicas que necesita un Estado. Es irrompible y no creo existan obras sin esas "partidas".

En España, hace poco tiempo, cayó un gobierno por la terrible corrupción de algunos de sus politicos, investigados por miles de millones de Euros. Muchos de estos, están presos y por mucho tiempo.


Se que no estoy diciendo a los Colegas experimentados novedad alguna, pero de todas formas, cuando recuerdo éstos manejos, me sigue dando vergüenza ajena estos hechos que viví y que reitero a los lectores que a mi no me beneficiaban, porque tenía Honorarios Profesionales tabulados y que mi tarea era sólo técnico/profesional y ni administrativa ni comercial. La adjudicación y estos tratados no eran área de mi influencia.

A veces me da por pensar la fantasía que los fondos del tesoro de un País, parecieran ser eternos e inacabables, como las páginas del Libro de Arena del gran Jorge Luis Borges. 

Como tambien es eterna e inacabable la ambición de algunos políticos que en ésta indisoluble "amistad",  se metalizan a límites inconcebibles, amasando fortunas tan grandes que de esta manera en 4 generaciones, no lograrán gastarla. O que no podrán del todo por el escarnio de cuando son procesados y terminan merecidamente con sus huesos en una cárcel para delincuentes comunes.

Gracias por leerme, amables lectores y hasta el próximo post.

__________________________________________________________________


If you want to read this blog in English use the built-in Translator.
Si voleu llegir aquest bloc en català utilitzeu el traductor incorporat.
Si vous souhaitez lire ce blog en français, utilisez le traducteur intégré.
Se vuoi leggere questo blog in italiano, usa il traduttore integrato.
Wenn Sie diesen Blog auf Deutsch lesen möchten, verwenden Sie den integrierten Übersetzer.
如果你想用中文阅读这个博客,请使用内置的翻译器

miércoles, 18 de marzo de 2020

¿PORQUE DURAN TAN POCO MIS ELECTRODOMÉSTICOS?




El diseño industrial y la delincuencia programada (antes obsolescencia). 

Tenemos objetos en casa que funcionan perfectamente, pero a veces nos da una compulsión hacia el cambio que es explicable.
La publicidad, el pensar que lo que viene es mejor que lo que tenemos es una decisión que nos hacen decidir el cambio.
Y es importante hablar de la obsolescencia programada que genera cambios muchas veces indeseados
 

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: ¿Saben Uds. que la mayoría de los equipos donde entran componentes electrónicos suelen incluir un programita cretino, que consigue que, por ejemplo: una impresora dure 36.000 impresiones y luego, misteriosamente, se detiene y no funcione más.
Llamas al Servicio técnico y te informan que debes llevarla, que, por analizar el fallo, son xx euros, o dólares o pesos; y la reparación con los recambios suman ZZ euros, dólares o pesos. Te pones a pensar cuánto te costó en el momento de la compra y sucede que te sale casi más caro repararla que comprarte el modelito nuevo. Hay veces que incluso el mismo técnico, te sugiere que la tires y compres una nueva…

Informo que en You Tube, hay videos que nos enseñan con acierto a veces, a desprogramar estos programas piratas que cortan el servicio de nuestro aparato y lo resetean, permitiendo que funcione muchos años más.

Bueno esa es la manera actual, en que te ves reemplazando un producto de diseño, que podría seguir sirviéndote varios años más. Un Ingeniero español, leí hace poco, descubrió el algoritmo por el cual, en su impresora, el contador de copias “avisaba” al programa que debía “trabarse” y no funcionar más. Lo corrigió y dice que la impresora le sigue funcionando perfectamente…

Esto nos debe llevar a una reflexión. No debe haber ninguna “ley” no escrita, pero de mercado, que nos obligue a esta carrera que significa la reposición de los productos que funcionarían perfectamente años y años. La ley debería prohibir estos programas suicidas.

La vida útil de estos diseños, aparentemente pactado por los Fabricantes, no empezó este año o el anterior. Empezó muchísimos años atrás, en los años 1925 y 1930 con los fabricantes de bombillas de luz. Al ver que duraban demasiado, en una reunión de todas las empresas, se decidió modificar los filamentos para que su reposición fuese más rápido, y de esa manera vender de forma segura mucho más, que si las bombillas funcionaran demasiado tiempo. Aún hay, todos conocemos la historia, una bombilla encendida en un cuartel de Bomberos en Baltimore EEUU desde hace más de 95 años y sigue funcionando. Su fabricación sin duda es anterior al acuerdo de quitar calidad a los filamentos.

Dícese que los electrodomésticos como las lavadoras de ropa, las de platos y las neveras, tendrían, salvo excepciones, una duración entre 5 y 7 años.

Esto, lo pude comprobar en mi casa actual. Comprando todos los Electrodomésticos juntos, al cabo de ese período de tiempo empezaron a no funcionar, uno tras otro. Eran de la misma marca. ¿Reparar? Casi tan caro como comprar los nuevos. En mi casa de soltero, recuerdo la nevera duraba al igual que la lavadora de ropa 25 y 30 años con un mínimo de reparaciones!

A nosotros, los diseñadores, se nos debería generar un problema de conciencia realizar productos que sabemos su duración no será la que previmos, o la que el uso natural decidiera, sino que fuese la que un aparatito electrónico decida.

Afortunadamente este fenómeno no sucede con el mobiliario o la construcción de viviendas. Estas duran lo que el uso normal y el buen trato y mantenimiento decidan.

¡Me pregunto y nos deberíamos INTERESAR todos los que estamos en la profesión cuál es nuestra responsabilidad y aval moral, al diseño de un producto que no claudicará por uso, defecto o años, sino por un programita informático que decide que se terminó y a comprar el nuevo!

De todas formas, propongo modificar el nombre de OBSOLESCENCIA por el de DELINCUENCIA PROGRAMADA .

Gracias por leerme, apreciados y fieles lectores.

__________________________________________________________________________



If you want to read this blog in English use the built-in Translator.

Si voleu llegir aquest bloc en català utilitzeu el traductor incorporat.

Si vous souhaitez lire ce blog en français, utilisez le traducteur intégré.
Se vuoi leggere questo blog in italiano, usa il traduttore integrato.
Wenn Sie diesen Blog auf Deutsch lesen möchten, verwenden Sie den integrierten Übersetzer.
如果你想用中文阅读这个博客,请使用内置的翻译器



LA EXTRAÑA AMISTAD

LAS OBRAS PÚBLICAS y los POLÍTICOS Hay una rara hermandad inalterable que no se detiene con el paso del tiempo en países de América y d...