lunes, 14 de noviembre de 2016

LA ESCALA MISTERIOSA

 SÓLO PARA ARQUITECTOS Y DISEÑADORES


Cuando dábamos clase en la Universidad de Buenos Aires con el Profesor César Janello (q.e.p.d) y con el Arquitecto Eduardo Joselevich (q.e.p.d) en una materia de la Carrera de Arquitectura que se llamaba VISIÓN, nos encontrábamos con el problema de explicar a los alumnos (yo aún lo era) el misterioso tema de las escalas.

Es que no es fácil ni enseñar ni aprender qué son las escalas. Porque son una forma de representar abstracta. Estamos acostumbrados a ver todo en su escala verdadera. Lo que decimos 1:1.

ESCALA GRÁFICA
Un perro, tiene el tamaño... del perro. Un piano tiene el tamaño...de un piano. Pero si por razones de representación debemos reducir el objeto al tamaño para que entre en un plano de obra, o tenemos que ampliar alguna zona para ver cómo encastra una madera con otra...ahí se produce un chirrido mental dentro de nuestro cerebro que cambia definitivamente nuestra manera de ver, de observar, de graduar y de estimar las medidas de los objetos. Es la abstracción

Entramos en una forma profesional de comprensión, artificial y abstracta, que no nos abandonará jamás, ejerzamos o no la profesión. Una especie de enseñanza del ojo que calibrará por siempre dimensiones.

Y es algo distintivo, porque nos permite de una rápida observación, estimar cuánto mide algo: un coche, un mueble, una cancha de fútbol y es por eso que mucha gente se sorprende por esa rapidez que tenemos los Arquitectos de evaluar medidas, dimensiones y/o características casi de cualquier elemento.

Es precisamente por esa ejercitación que podemos decir con un grado de aproximación respetable, cuántos m2 tiene el apartamento que visitamos, la casa que debemos reformar y el terreno donde construiremos la casa. Es lo que vulgarmente de dice "el ojo del Arquitecto"

ESCALA GRÁFICA DEL DOLOR
Esta característica es como la del médico clínico, o de familia, que comenta que sólo ver entrar al paciente a su consulta, él ya tiene un pre-diagnóstico hecho...Y así debe ser.

Son las características específicas de cada profesión. Con el tiempo ya las incorporamos y no podemos dejarlas más. Seguiremos practicándola, casi sin quererlo, hasta el final.

Y es así como una regla como es la reducción o ampliación de algo, para nosotros será cotidiano y para los no ejercitados en esta disciplina, será un misterio que no comprenderán jamás.

ARQUITECTO: MANUAL DE USO

ARQUITECTO: MANUAL DE USO Este post está dedicado a algún Cliente arriesgado, que desee contratar los servicios de un Arquitecto y ser...