jueves, 24 de mayo de 2018

UN DOLOROSO FINAL

Fue el compañero de toda la carrera en la Facultad de Arquitectura.

Envidia sana de cómo lo manejaban, en manos de los Docentes en las Cátedras de Diseño.
Ver cómo nos corregían con autoridad y ejemplos.

Teníamos un objetivo prioritario y confesable: aprender su uso, para ser como ellos, los maestros.
Intentábamos ver la marca para comprar el mismo, suponiendo vanamente a esa altura inicial, que tendríamos el mismo resultado de los Profesores que ya conocían el misterio de su uso.

Si Colegas y amables Lectores. Me refiero a

El LÁPIZ.

Era un orgullo, tener el trazo experimentado de los que sabían. Ese trazo sin dudas, recto, firme, definido. El trazo y la impronta que daban los años y los planos dibujados.
Con el tiempo, lo fuimos aprendiendo para satisfacción propia y a quien hacíamos un dibujo de algo. También de nuestros padres. Y de alguna novia...
Eran ni más ni menos que un rasgo de distinción. Nadie se aproximaba en su manejo, a un estudiante de Arquitectura de últimos años. Era como la batuta del Director de Orquesta; como la espada de un Jefe Militar.
Era para nosotros, profesionales en formación, un orgullo que hacía diferencia con nuestros amigos...

PASO EL TIEMPO. 

Lápiz auntomático con distintas minas de grafito, cambiables
Cuando ya aprendimos usarlo, con sus matices, con sus claroscuros, cuando ya el de madera una herramienta en nuestras manos, apareció el invento: el Lápiz Automático, al que se le podían cambiar las minas de grafito en un momento. Minas finas, gruesas, duras (para delinear), blandas (para croquis);  el lápiz de madera consecuentemente empezó a ser desplazado, lentamente, hasta casi un doloroso final, que sólo quedo en manos de los artistas plásticos y algunos antiguos Arquitectos melancólicos que los seguían usando casi, como un ritual; oficiando en unos planos o dibujos que agregaban a simple vista el carácter de una antigüedad manifiesta.

NO ES ESTE UN RÉQUIEM.

Es el desarrollo y evaluación de la vida, de la Profesión y la técnica. El lápiz automático sigue dando guerra y su uso no decae tanto como cayó su antecesor. Pero está amenazado cruelmente por otro adelanto por el que, finalmente, creo seguirá el mismo camino que el lápiz de madera. 

El Ordenador.

Con esta herramienta casi desaparecieron los lápices, salvo para pequeños sketches o anotaciones casi triviales. Los que tenemos ya algunos años de ejercicio de la profesión, guardamos algunos ejemplares de estas especies en extinción y tuvimos que aggiornarnos a estos cambios que otras generaciones no sufrieron. 

ADVERTENCIA FINAL:Debo sugerir a los Profesionales jóvenes, no abandonen a esos compañeros de jornadas. Será una experiencia muy enriquecedora. Ante un error, advierto, deberán coger una goma de borrar...El "delete o el supr." en estos antiguos instrumentos de dibujo y escritura...no funciona!


HASTA EL PRÓXIMO POST!

_____________________________________________________________________________________________

If you want to read this blog in English use the built-in Translator.
Si voleu llegir aquest bloc en català utilitzeu el traductor incorporat.
Si vous souhaitez lire ce blog en français, utilisez le traducteur intégré.
Wenn Sie diesen Blog auf Deutsch lesen möchten, verwenden Sie den integrierten Übersetzer.
如果你想用中文阅读这个博客,请使用内置的翻译器
Если вы хотите прочитать этот блог на русском языке, используйте встроенный переводчик.

ARQUITECTO: MANUAL DE USO

ARQUITECTO: MANUAL DE USO Este post está dedicado a algún Cliente arriesgado, que desee contratar los servicios de un Arquitecto y ser...