Páginas vistas en total

jueves, 6 de noviembre de 2014

ME DUELE LA PANZA. UNA NUEVA ENFERMEDAD



NO CONFUNDAMOS POR FAVOR

Estamos viviendo en España un momento de gran confusión y hartazgo cívico motivados por la corrupción que ha estallado en todo España, desde el año 2007.

Se achaca este desastre fundamentalmente a la corrupción por obras de viviendas y otras construcciones. 

Es innegable que lamentablemente, buena parte de éste desastre, tiene a Arquitectos como actores principales. 

Me duele la panza. Tengo corrupcionitis.
Pero hablemos de algunos. No todos nos embarcamos en estas naves que conducían al naufragio.

No soy quien, tal vez, para juzgar estas actuaciones, aunque íntimamente me duele la barriga por las desgracias profesionales a las que se ha sometido a la profesión. Y a las consecuencias que sufrimos los demás.

Un ejemplo: un Colega en Madrid realizando modificaciones en el edificio del Partido Popular, que es Gobierno al escribir estas reflexiones, se "olvida" de facturar plantas enteras y acepta recibir facturas de los Industriales de menor valor para que fiscalmente se paguen menos impuestos…y él abonando con dinero B el resto. 
Y además aceptando cobrar de la misma manera.

No voy de santo del calendario, ni de ángel impoluto, pero esto es poner al zorro que cuide las gallinas…Incomprensible. 
Sede del Partido Popular en Madrid. Reforma pagada con B

Pero reflexionemos un instante: el propio partido político de Gobierno haciendo trampas para pagar menos impuestos!

La anterior es una pequeña perla en el cofre de la corrupción. Y no quiero referirme por razones de espacio y dolores de mi panza, a los Colegas que atendieron y realizaron a los adjudicatarios y promotores, miles y miles de metros cuadrados, en obras que se podía suponer con un mínimo de experiencia, que los presupuestos y el uso posterior de esos edificios serían inútiles y un problema más que una solución a una necesidad concreta.

El resultado es abrumador. Centenares de miles de casas, viviendas que nadie comprará, obras públicas de Recreación, Museos, Centros Deportivos, abandonados sin terminar. Inútiles y gravosas.

Y generando, hasta que esto se resuelva, desastres a los conceptos de sustentabilidad, a la ecología, al universo todo. Obras que técnicamente tienen difícil solución ahora, porque en el estado que se encuentran (en estructura, a medio iniciar albañilería, algunas semi-terminadas), pocas son las que se podrán terminar. 

Una Colega aquejada de corrupcionitis
Y el resto luego de una Auditoría , debería suceder como Irlanda, que en una decisión sin precedentes, decidió derribar todas esas tristezas con paredes e intentar que los terrenos volvieran a ser lo que eran antes: verdes.

Me pregunto si la conciencia de esos Colegas, no les martillará día sí y otro también.O de noche...

Porque como decía mi Mamá, cuando mi hermano mayor y yo éramos pequeños y nos portábamos mal: “Todo tiene un límite”

Acá, sin duda alguna, ese límite se sobrepasó y mucho.


La enfermedad se llama CORRUPCIONITIS y siendo una enfermedad nueva, surge según dice el Médico por una Inflamación derivada de la corrupción que ataca en casi todos los frentes. 

En España y casi todo el mundo. Se supone tendrá cura en los próximos años. Pero costará mucho encontrar una vacuna. Que así sea! Mientras tanto seguiremos con algunos dolores de panza...


Hasta el próximo post y gracias. 

2 comentarios:

  1. Colega de algún sitio11 de noviembre de 2014, 16:00

    Se puede decir más alto, pero no más claro. Lo felicito colega!

    ResponderEliminar
  2. Un tango y nada más22 de mayo de 2017, 17:07

    Lo leo ahora en Mayo del 2017 y suceden casi las mismas cosas. Es desalentador vivir en esras condiciones. Por nosotros, los hijos, los nietos.

    ResponderEliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.