Páginas vistas en total

lunes, 19 de mayo de 2014

ARQUITECTOS O DIOSES PAGANOS?




ARQUITECTOS O DIOSES PAGANOS


Me pregunto desde que estoy en España (27 años) a qué viene el endiosamiento del que gozamos o gozábamos los arquitectos superiores?


Que cualidad excepcional se nos adjudica para ese merecimiento desmedido?


Estamos dentro de un top ten inconcebible, que más bien debería estar reservado a los neurocirujanos o a los médicos que realizan trasplantes de órganos, o a los descubridores de terapias nuevas para enfermedades incurables.


Pero no. 

Aparecemos, hacemos un par de rayas, de formas curiosas, en implantaciones artificiales, con funciones que en general no son claras y ya se nos adjudica el sambenito de “artistas” o “genios” o qué se yo. 

Y no les cuento si somos hábiles con el márketing!


De ahí, aparecen los fantasmas de la profesión con nombres como el Sr. Calatrava, o la Sra. Hadid, y se fogonean conceptos erróneos y siempre muy exagerados sobre nuestras habilidades.

Sobre el Sr. Calatrava, sugiero leer este link:
http://www.elconfidencial.com/espana/comunidad-valenciana/2016-12-05/santiago-calatrava-fortuna-120-millones-refugio-suiza-estados-unidos_1298337/ 


Señoras y señores. Volvamos a la realidad. 

Somos sólo técnicos. Que sólo aprendimos matemáticas, física, proyecto, estructuras, cálculo, dibujo, instalaciones, técnicas constructivas y hasta ahí nuestros merecimientos.


Para qué valemos y servimos? Para construir un listado bastante extenso de edificios que deberían responder a las necesidades de nuestros Clientes o usuarios y no a la proyección de nuestra gloria como diseñadores por realizar formas bonitas.


No valemos ahora ni hemos valido nunca
Yo mismo. Un Arquitecto normalito...
para ser adorados como seres sobrenaturales, poseedores de los milenarios secretos de la construcción y de las formas (que cuanto más rebuscadas, más fama traerán).


Extraño el tiempo en que sólo éramos técnicos cualificados, en vez de héroes del espacio.

Por suerte hay gente dentro de la profesión que nunca se lo creyó esto de la fama y las publicaciones, dentro de los que me incluyo. 

Con el sólo grado de ser un arquitecto normalito, apto para resolver los problemas de vivienda u otros similares de clientes a los cuales escuchábamos e intentábamos comprender dándoles espacios para que vivan cómodamente con sus familias.


Épocas donde el esnobismo, era una palabra que se usaba para definir a muy poca gente y cuando recurrían a ti, era para resolver algún tema tal vez trivial  pero concreto: por ejemplo una vivienda, cantidad de dormitorios, o vistas, o m2 necesarios y no si la casa se vería para las fotos de las revistas de moda.


Luego del estallido de la burbuja ya hace años, ojalá el sinceramiento vuelva a la Profesión, tan confundida y aturdida hoy por la falta de trabajo y no dejemos de ser las personas que estudiamos para dar respuestas prácticas a sencillos o complicados temas de construcción.

Pero estos temas no han sido, ni serán jamás "DIVINOS". 

Son reales y cotidianos como la vida misma.

1 comentario:

  1. Lo ha bordado! Con esto UD.PUEDE DAR MISA! Absolutamente cierto y transparentes sus conceptos.

    ResponderEliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.