Páginas vistas en total

lunes, 15 de julio de 2013

COLGANDO EL DIPLOMA AL REVES.


FACULTAD CUESTIONADA


COLGANDO EL DIPLOMA AL REVES.



El sentido común dice que una empresa que no produce o la que su producto no tiene aceptación, o debe cambiar o está condenada al cierre.

Me refiero precisamente a una Entidad que genera “productos” que no tienen aceptación en nuestro mercado.



Obra abandonada. Hay centenares de miles como esta.
Ahora, debo aclarar que he sido durante muchos años profesor universitario en las Escuelas y/o Facultades de Arquitectura Argentina y en Europa (Barcelona).


No diré que es un hallazgo o novedad mía, mencionar que tenemos una crisis estructural muy grave por el estallido de la burbuja inmobiliaria en España. 

Por ese motivo conocido por todos los arquitectos, no tenemos casi nada que hacer, dada la una superproducción de viviendas en España. 
Además la obra pública se redujo a mínimos. 

Nuestra producción profesional por lo expuesto está bajo mínimos; es por ello que algunos colegas han tomado el camino del exilio
Algunos de los “exiliados” tienen suerte y trabajan en la profesión, en Alemania, Francia, Ecuador, Brasil, Qatar, Emiratos Árabes y algún otro país.


Tomemos conciencia entonces que las Facultades o Escuelas de Arquitectura, han estado “fabricando” Licenciados en Arquitectura que una vez acabados sus estudios, no encuentran donde ejercer.


¡Con lo que cuesta en Euros y esfuerzos “graduar un universitario” para que una vez graduados los aprovechen gratis, en cualquier país de Europa…


Entonces vuelvo al comienzo: si las Facultades generan profesionales que no pueden trabajar y que utilizaron 6 ó más años de sus vidas y los recursos del Estado para que al acabar la carrera no “sirvan” casi para nada (y durante muchos años según las previsiones), salvo para irse con sus bagajes de conocimientos a otro lado, por ello me pregunto: ¿no sería prudente cerrar las escuelas de Arquitectura y los cursos de esta especialidad, hasta que la demanda vuelva a solicitar Arquitectos?


Diploma colgado al revés. Miles como éste.
No tengamos el prurito "progre" o maniqueo que impediría tomar decisiones acordes con la situación real y concreta que tenemos y sufrimos, porque habría que preguntarse si tenemos la capacidad de mantener Escuelas Universitarias que producen gratis profesionales para que se vayan a ejercer a otras latitudes; o de si estamos autorizados para inducir a la depresión y a la sensación del fracaso de los alumnos cuando vean que con su preparación tan eficiente y con tanto esfuerzo e inversión, no podrán realizar ni un proyecto decente, levantar ni una miserable pared y que deberán pensar entonces en un taxi, en trabajar en el negocio familiar u otra salida laboral equivalente como solución a sus vidas, colgando al revés y con vergüenza el diploma en la pared...


La actualidad pide realismo y sentido común. Sin hacerle el caldo gordo a viejas ideas o emociones que nos llevan sólo a agravar la crisis económica.


Y esos fondos que se llevaban las Escuelas de Arquitectura deberían derivarse a la investigación actualmente jaqueada por la falta de dinero.


Se debe aprovechar los fondos de Educación y encaminarlos hacia donde sean necesarios. La Facultad de Arquitectura, no está por ahora en ese derrotero de necesidad. Debería ser cerrada y cuanto antes mejor.


Y dejarnos de vueltas románticas o evocadoras de tiempos y fortunas pasados. 

Volverán los buenos tiempos, esto es seguro, pero para ello falta bastante; no nos merecemos y mucho menos los graduados, tener profesionales jóvenes que pongan el diploma colgado al revés en la pared.



3 comentarios:

  1. Un colega de Argentina.20 de julio de 2013, 16:24

    Es duro pero es así. Sobran arquitectos para tan pocas obras. Es inútil preparase para una maratón que no se realizará hasta dentro de no se sabe cuánto tiempo. Siga así que su blog gusta mucho.

    ResponderEliminar
  2. Hola Fernando:
    1.- La solución que propones es interesante, pero creo que puedo aportar una que la supera por más justa.
    Sugiero que tú, que eres un hombre mayor, que ya ha disfrutado de los dulces frutos de la Arquitectura, dejes el ejercicio profesional para permitir que un joven ocupe tu lugar.
    2.- En caso de que te niegues a seguir el camino que te propongo te observo que la alternativa es la que Bioy le asignó a Isidro Vidal.
    3.- Tu trabajo relacionado con residencias para gente mayor me parece original y muy valioso
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Isidro Vidal tengo algunas similitudes. Bioy para mi es una especie de Borges light. Como su sombra. En cuanto a dejar la profesión, te diré que es un romance que está llegando a su fin. Tal vez ella ya me abandonó y no me di cuenta. Pero aún tengo escarceos, sólo con temas que me interesan. Gracias por el comentario y otra vez pon tu nombre; los anónimos no hablan muy bien de sus propietarios...

      Eliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.