Páginas vistas en total

martes, 11 de julio de 2017

EL MIEDO A LAS RATAS

 LA ADORACION DEL ASCO


 
Version Disney del roedor

Es sorprendente el miedo que produce un roedor tan pequeño como una rata.Todos nos asustamos al ver una en casa o saliendo de una alcantarilla.

El miedo, como los sentimientos, no tiene explicación.

Si lo analizamos por el tamaño frente al nuestro, deberíamos reírnos a carcajadas. De un puntapié, se iría al otro barrio.

Una rata verdadera. De bonito...poco.
Si analizamos sus fauces, menos aún...

Entonces debería ser un tema de la memoria genético-biológica.

Esto en lo que refiere a nosotros, los seres más o menos humanos.

Pero se dice que los elefantes, tal vez de los seres mas grandes de la Creación, también tienen un terror absoluto a los roedores. Algún Dr. en Veterinaria podrá explicarlo. 

Y acá en temas de diseño y/o marketing que es lo nuestro, viene la pregunta.

¿Cómo entonces Walt Disney creó con el modelo de este despreciable espécimen, un personaje como el ratón Mickey, querido por los niños de varias generaciones? Y las que quedan...
Mickey y Minnie, pareja de ratas de élite

Y además le hizo una novia ratona, que se viste con coquetería femenina y encima da, a veces hasta pautas de comportamiento a las nenas pequeñas!

Entonces: les tenemos miedo atávico o son un producto deseado a través de dibujitos que están en la ropa, en los útiles escolares y en tazas, cubertería y todo sitio donde se pueda poner a estos roedores tan "asquerosos" y repugnantes?
Comercializacion del modelo

Es un tema de humanización, o es un error de concepto?. Me pregunto porque algún avispado dibujante de comics aún no desarrolló una hiena humanizada y la bautizó Margarita, por ejemplo. O una cucaracha que se llame Nacha?

Dejo las ideas sueltas...y a ver si algún lector me explica de donde viene este fenómeno, como adorar bestias feas, mugrientas y repulsivas hasta convertirlas en un fenómeno millonario de ventas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.