Páginas vistas en total

miércoles, 17 de diciembre de 2014

EL DISEÑO DE LA CINTURA PARA ABAJO.



DE LA CINTURA PARA ABAJO.

Se preguntarán qué tiene que ver el título con el diseño?.
Un comodísimo chaise long
Mucho

Hay una corriente de diseñadores que se están ocupando del mobiliario sobre el erotismo y de la comodidad en las relaciones sexuales.

No hablo de los “juguetes eróticos” que han mejorado tambien la presentación, materiales y funcionamiento.

Hablo de diseños de más entidad. Así han aparecido sillas, asientos, chaises long, camas redondas y de otros tipos, así como  otros elementos de confort de nuestra casa, orientados a las distintas poses que nuestra sexualidad proponga.

Esto, ya lo sabemos no es nuevo. En algunos casos los vimos hace bastante tiempo en los llamados por los japoneses “hoteles del amor”, esos que a las 2 horas, te avisaban que se debía terminar el amor.
Silla de un único destino.

Pero me sorprende leer más de un artículo esta semana que los muestran, describen y lo proponen como un mueble más. Perfecto. Me parece perfecto.

Una apertura a un mercado y a un objetivo de los pocos eternos que existen.
Curiosa y dificil pieza escultórica en madera
 
Tanto como la comida o la bebida.
No romperemos ninguna lanza en contra de la publicidad del Supermercado, verdad? OK. Entonces de este ofrecimiento de mobiliario-placer, sofisticado o no…pues tampoco.

Por lo visto, ha primado afortunadamente en la mayoría la elegancia y la discreción en los diseños.

Sillón sin Emmanuelle
Sillon con Emmanuelle
En el caso de los sillones, creo que se integrarían bastante bien en un salón desenfadado. Y cualquier distraído o desprevenido invitado, no se daría cuenta de donde está sentado…ni cuál es el objetivo funcional de la pieza.

 Recordemos el lejano tiempo de la 1ª Emmanuelle, película erótica de culto. Las proezas que hacía la Sra. Sylvia Kristall en ese sillón de mimbre. Tímidamente y al cabo de algún tiempo, fueron ingresando réplicas de esa pieza en nuestras terrazas o segundas residencias. Creo que ahí empezó el interés por piezas que aumenten o hagan más cómodo nuestro erotismo de pareja.

Ahora, con las fotos que adjunto, el tema es un poco más explícito; pero en la mayoría de los casos, elegante y hasta casi discreto.

Pues nada. 
A gozar e incorporar de este interesante mobiliario que como dirían las publicidades de antaño…”harán las delicias de cualquier pareja”.

Hasta el próximo post!

2 comentarios:

  1. Mies van der Nothing19 de diciembre de 2014, 15:56

    Cuantos recuerdos me trae su post. En Argentina se llaman Hoteles Alojamiento. Y el equipamiento de las habitaciones era "Kitch" una muestra de mal gusto y lujo barato (me disculpartá el oxímoron). Recuerdo un aroma a perfumante barato que inundaba la ahbitación y se quedaba pegado a la ropa (o sería la mala conciencia?). Había espejos sobre la cama. Unos sistemas de apagar luces y dejar bombillas de color. Otros tenían un cristal transparente que permitía ver al compañero/a mientras se duchaba...En fin, melancolía y recuerdos que como tantos otros, no volverán. Porque son de los años 60 y 70, casi hasta los 80.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que recuerdo de esos establecimientos de placer cronometrado, el gusto brillaba por su ausencia. Eran habitaciones con un atrezzo barato, a veces ambientadas como un circo, un set de filmación, antiguo Egipto...etc. Si recuerdo el espantoso aroma de un ambientador (que se sufría en todos) que si estabas casado...te delataba. A veces el aroma intentaba atenuar el fumador anterior ocupante de la habitación. Pero vencía el tabaco...Vuelva cuando quiera. Las opiniones expresadas con educación son bien recibidas, les parezca el blog bien o mal. Saludos

      Eliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.