Páginas vistas en total

martes, 2 de septiembre de 2014

AUXILIO: ¿DONDE FUERON A PARAR MIS IDEAS?





¿ALGUNA OTRA VEZ SERÁ?


Esto que voy a contar es bastante usual.

Tú como arquitecto, tienes una idea sobre un tema que te plantea un Cliente o que te planteas tú sólo.


Las ideas
Eso, en el 2º caso, te lleva a mostrarlo donde puedas para encontrar a quién le guste /o quien ponga el dinero para hacerlo. Lo publicas, recibes adhesiones y críticas. Todo es bienvenido.


De repente, suena la flauta y a alguien le gusta el planteo. Una persona habla contigo, y tu contento, piensas que ya tienes el cielo ganado! Al fin!!!.


Esto puede suceder muy pocas veces en la realidad (o en alguna película…)


Pero cuando ésto pasa, comienzan las opiniones que tienen a veces un fundamento participativo (quien se apunta a una idea, cree ser por esa adhesión uno de los dueños y se apropia de ella); o si no, es por regla general, hay otra vertiente que excede la anterior y va a lo económico.

Y sólo pide respuesta a eso. El rendimiento.


Entonces, frente al cambio, tu tratarás de reordenar tu idea original, para ver cómo se podría integrar la idea a la solicitud de los inversores; y te das cuenta que es muy poco lo que puedes conservar.


Es cuando lo haces de nuevo todo, cosa que en general con tu oficio y los años de tablero y kilómetros de ratón, en poco tiempo sacarás una solución que agrade. 
A veces hasta a ti mismo!...


Se realizará, pero tú te quedarás con esa especie de mal gusto, por no haber podido cumplimentar el total de tu idea básica y original. 

¿Otra vez será... te preguntarás una y mil veces?



Pero es ahí cuando reflexiones con cierta amargura y antes de dormirte te digas con cierta amargura: -“¿dónde fueron a parar mis ideas?”.


El Autor (la experiencia es un grado).
La respuesta es sólo una. Al desván de lo que pudo ser.


Un sitio virtual donde van a parar esos conceptos que siempre ocupan más m2 que el desván donde van las realidades.


La profesión entonces, no podemos negarlo, es por lo tanto un archivo donde hay más de estas ideas no realizadas…que de las otras.


Paciencia Colega. No hay caso. Esto viene con el diploma habilitante.


Bueno, si no te lo contaron en la Universidad…ya lo sabes.


Es así y en general (salvo el caso de Arquitectos Divinos), nos pasará en una de cada muchas obras.


A dormir tranquilos. Lo hemos intentado... pero nos ha vencido la realidad.

1 comentario:

  1. Colega de algún sitio7 de septiembre de 2014, 10:59

    Tocas temas que parecen calcados a lo que nos sucede, cualquiera sea la latitud donde nos movamos. Esto deberían leerlo los financistas de las obras, que creen que tienen el poder sobre las ideas, por la moneda con que las compran. La creatividad, colega, está sujeta al dinero. Ojalá no sea un tema definitivo y podamos ver el cambio que nos merecemos.

    ResponderEliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.