Páginas vistas en total

jueves, 24 de julio de 2014

LOS BODRIOS y LOS PAYADORES.





UNA APELACIÓN AL SENTIDO COMÚN


Hace bastante escribo contra los fantasmas (otra manera de nombrar a los "chantas" o a los "cantamañanas").


Contra los molinos de viento.

Y hacía tiempo me rondaba en la cabeza escribir un poco más sobre esto.


Contra los “explicadores” que a la Arquitectura como disciplina, le “insuflan texto y características que nunca tuvo; ni tiene necesidad de tener”.


Muchos piensan como yo, pero intentan no romper la burbuja para que todo permanezca igual.


Estos payadores (ver *) de la Arquitectura engañan a diestra y siniestra, agregan valor a una disciplina (porque la Arquitectura no es una ciencia) que no lo necesita y que en general, los interesados no entienden ni les importa.


DIBUJO DEL AUTOR. Donde vamos los Arquitectos?
Arquitectura es una disciplina que el valor lo tiene por ser una de las artes (tal vez) más ejercidas y antiguas del mundo. Y lo es por ser vital, por protegerse de las inclemencias del tiempo y de los depredadores. 


Pero sucede que estamos en una era de los adoradores del texto. De los esnobistas embaucadores de las teorías. Los que creen e intentan, a partir de las palabras, conseguir que algo sencillo se convierta en un absurdo lenguaje de élites.


Y la verdad que en lo personal, los “teóricos”, los que intentan insuflar conceptos, me dan una mezcla de pena y compasión.


Les diría: -muchachos todo es más sencillo de lo que intentan convencernos. No hace falta que envolváis en celofán crepitante y papel de regalo lo que debe verse de forma natural.


Enteraos que lo que importa es lo que está dentro del paquete y por más que lo adornéis…que si es un bodrio, seguirá siendo un bodrio. Porque el envoltorio no importa casi nada. El paquete, lo desarmamos en medio minuto y aparece la realidad. Por eso, no vale la pena que os ocupéis demasiado haciendo “el verso” de la teoría, la implantación, el respeto del entorno, lo sostenible de los materiales.


Las teorías esnobistas, las explicaciones, bla, bla, bla...
La arquitectura no necesita estos adoradores esnobistas del “verso”. Debe hablar por si misma. No necesita traductores ni narradores.

Precisa de técnicos humanos y conscientes y expertos que se hayan dado cuenta que los Arquitectos no podemos seguir hinchando una burbuja que ya casi dio todo de sí y que la realidad es la mejor compañera

Y que la realidad, como tal, no necesita ni fundamentos, ni interpretaciones, ni ni teorías ni mucho menos de explicaciones. La vemos todos los días.


Que por esos motivos, tenemos que dejarnos de abstracciones artificiales, bajarnos del pedestal en que equivocadamente alguien nos puso (y mas de uno se creyó) y  tenemos que ir como profesionales a atender los sencillos problemas de la gente. 

Que para eso estudiamos y para eso obtuvimos la capacidad que tenemos.


Colegas: No somos divinos. SOMOS HUMANOS


Repito: tenemos que resolver los pequeños o grandes problemas para lo que la gente nos consulte. La vivienda, la fábrica, el edifico público, el hospital. Ni mas, ni menos.


Con eso ya tendremos bastante. Y con pocas palabras, por favor.
________________________________________________________

PAYADOR (*) Diccionario de la Real Academia. adj. Ur. Dicho de una persona: Que hace una exposición improvisada con el fin de ocultar su ignorancia. U. t. c. s.

2 comentarios:

  1. Lei su artículo sobre las palabras sin sentido en las memorias técnicas. Este post, lo completa. Estamos repletos de palabras y debemos mostrarnos con nuestras obras.
    Muy bueno, Colega! Lo comentaré en la Escuela de Arquitectura donde doy clases.

    ResponderEliminar
  2. Mies van der Nothing25 de julio de 2014, 8:25

    Alguien deberá explicar porqué en España a los arquitectos los tienen en un pedestal. Y algunos hasta los llaman "divinos". Cuando en realidad somos técnicos en un tema que es la construcción, actividad que nació con el hombre. Protegerse del frío, del calor, de los depredadores. Esas fueron y son las necesidades a cubrir. Excelente artículo para pasar por la cara a esos que se consideran sobrenaturales y que se les debe (exagerando) poner la alfombra cuando van por una obra.

    ResponderEliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.