Páginas vistas en total

sábado, 24 de mayo de 2014

LA CINTA MÁGICA


___________________________________________________________________________




ANÉCDOTAS DE LA PROFESIÓN


NOTAS: Sin violar el secreto profesional y sin dar datos que puedan descubrir los personajes a que haga referencia, puedo jurar que todo lo que escribiré es cierto. Por haberlo vivido en mis propias carnes o por haberlo escuchado de Compañeros de Profesión o de Industriales y Gremios con los que participé en obras, a lo largo de mis 44 años de Arquitecto.


EL METRO QUE MEDÍA MÁS O MENOS; DEPENDE…


Me sucedió a los pocos años de egresar de la Facultad de Arquitectura en Argentina. Haciendo un edificio de 8 plantas en Buenos Aires, el Contratista principal, era un hijo de italianos, de los que en Argentina había infinidad dedicados a la albañilería y al hormigón armado. Con éste ya habíamos hecho alguna obra antes. Un día midiendo los trabajos, me dice: -Arquitecto, conoce Ud. el caso de los 2 metros a la vez iguales y diferentes? Sorprendido le contesté que no podía ser, que en todas partes el metro eran 100 centímetros. Él me contestó: -cuando terminemos de medir, le invito a un café y le demostraré que no es así.

Dibujo del autor (porqué será que Google lo borra?)
Así fue. Sentados en un café, me contó que el padre, había sido inmigrante y que había traído desde su pueblo, donde ya era Albañil, dos metros que se los había dado a la vez su padre. Pero, agregó, mañana le traeré la caja. 


Quedé intrigado.


En efecto, al día siguiente, luego de revisar los trabajos en la obra, me muestra una especie de pequeña maleta de cuero color beige, media deteriorada por el paso del tiempo. Me dice: -ésta vez pagar el café  le toca a Ud.! 


Fuimos al mismo sitio de la vez pasada, y allí, en la mesa del bar, abre la maletita. Aparecen 2 cintas metricas idénticas. Forradas en cuero y con su manivela en bronce para la recogida de cinta; en la punta el herraje que servía para sacarlo del interior también en bronce. Los sacó de la maletita y me dijo: verifíquelos Ud mismo.


Con cierta desconfianza saco la primera: apareció una cinta normal a esa época, con la métrica de color blanco graduada con escala de centímetros, y que parecía igual a tantas otras que ya había visto en otros trabajos.


Tomo la segunda cinta, estiro un poco desde la punta para ver y veo, que en efecto siendo en apariencia iguales, no coincidían las marcas métricas de una cinta con la otra. 


Entonces, saco de mi maletín la cinta métrica que llevaba a las obras y que era de metal color gris con graduación en centímetros de color negro.



Expongo las 3 cintas en paralelo y compruebo que en efecto las 3 medidas eran diferentes: la 1ª los centímetros eran más extendidos! La 2ª los centímetros eran más pequeños que la anterior. En la 3ª, la mía, los centímetros eran un promedio entre los dos que había traído mi Contratista.
 

Sorprendido, le pregunto cómo explicaba esa anomalía.


A las carcajadas, el hombre me explicó que en Italia, había contratistas un poco inescrupulosos que cuando medían las paredes o las losas de hormigón, que se pagaban por m2, cuando era para certificar a la Propiedad, llevaban la cinta donde los centímetros eran más “grandes”. Así el dueño, pagaba más metros cuadrados! Siempre la punta de la cinta se la daban al que estafarían. Asi abultaban las facturas considerablemente!


Ahora cuando había que pagarles a los obreros o a las subcontratas, cambiaban la cinta a la de los “centímetros pequeños” y entonces, la medición daba menos metros cuadrados!


Asombrado, miré nuevamente el escalado y casi no se notaba la diferencia. Le devolví las 2 cintas, él las puso en su caja, la cerró cuidadosamente y me hizo un guiño, diciendo: -mire que yo jamás las uso, eh? Son recuerdos de mi padre…


Pensé que el ingenio para estos temas casi delictuales, no tenía fin…


Y la experiencia me sirvió. A partir de ese momento, siempre las mediciones, las hice con mi cinta o si no, le pedía al Industrial que la ponga sobre la que yo usaba…y verificaba si su metro tenía los 100cm. Iguales a los míos! No quería ni de más ni de menos!
Ahora con los telémetros, la picardía creo no sería posible...aunque mejor, no dar ideas!...

2 comentarios:

  1. Cuando no estos italianos haciendo de las suyas jaja muy buen blog arquitecto, para futuros profesionales como nosotros (estoy en mi ultimo año de la carrera arquitectura) nos he de mucha utilidad y enseñanza estas experiencias, gracias por compartirlas!
    Desde Córdoba, Argentina, Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lorena; llega un momento que lo que hay que hacer es devolver experiencias. No se gana nada guardando conocimientos. Esta es mi etapa, luego de 44 años de ejercicio de la profesión.Ya te tocará. Un saludo cordial desde Barcelona!

      Eliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.