Páginas vistas en total

martes, 8 de octubre de 2013

NO HAY DINERO QUE NOS PAGUE!

NOTA: DESCONOZCO EL MOTIVO POR EL CUAL GOOGLE BORRA LAS FOTOS O ILUSTRACIONES. INTENTARE AVERIGUARLO. PIDO DISCULPAS POR ESTO QUE NO TIENE NADA QUE VER CON EL AUTOR!



EL ARQUITECTO Y EL FUTBOL

Al fin encuentro una profesión sufrida y similar a la de Arquitecto.

Si señores y señoras. El Director Técnico de fútbol.

Como sucede en cualquier trabajo, ambos tenemos una función: llevar adelante una obra o un campeonato de fútbol. Y en estas profesiones, cada ser humano que le guste el Fútbol es un DT de toda la vida. Y además, puede y opina con autoridad de todos los temas derivados del Proyecto y Dirección de cualquier obra de Construcción.

Pues bien ahí empiezan las similitudes.

El Arquitecto: inicia la obra con el mayor respaldo que se puede tener. El Propietario, el Constructor y todos encantados
El DT.: también. Lo presentan como a un salvador, un mago que resolverá el problema que dejó el anterior DT y sacará el equipo adelante. Sonrisas, camisetas con su nombre, apretones de mano, fotos. Todos encantados.

El Arquitecto: empieza la obra y los problemas naturales, las demoras, los atrasos, los desajustes y ya el Arq. empieza a notar el comienzo de las “hostilidades”, pero no se preocupa demasiado..
El DT.: empieza el torneo y los resultados no son los que se esperaban. El DT nota ya cierto recelo en la Comisión directiva pero no se preocupa demasiado.

El Arquitecto: promedian los trabajos de construcción y recibe los primeros comentarios sobre cómo adelantar las obras, como un “cuñado” o tío, resolvió tal detalle, en fin que el profesional empieza a preocuparse realmente por los acontecimientos, por la pérdida de confianza que nota de la Propiedad y hasta de los industriales por los rumores que circulan  aguantando las opiniones de "cuñados", de "gente que sabe"; decide no perder la calma,
Hablar es gratis. Sepas o no sepas nada.
GOOGLE CENSURÓ ESTA FOTO
El DT: el desarrollo de los partidos no es el que se espera. Empiezan las críticas de las tribunas, de los socios, del Presidente…todo es impaciencia. Los rumores de cambios de jugadores, y otros… Pero un par de partidos ganados, hacen volver el entusiasmo, aguantando la prensa, los de la otra comisión enemistada con el presidente del Club, etc. El DT se tranquiliza.

El Arquitecto: milagrosamente en la Obra se encadenan varias tareas sucesivas que se hacen en tiempo record y el Arq. vuelve a ser la “persona de confianza”, para su sorpresa que no comprende cómo de rápido cambian las cosas en los trabajos…El Arq. se tranquiliza.
El DT.: un jugador, comprado por sugerencias del DT se lesiona o no rinde de acuerdo al valor millonario pagado por el Club y nuevamente entra en tela de juicio su idoneidad. Crisis. Todos piensan que el DT lucró con el pase del jugador. El DT reflexiona y piensa ¿pero si en el equipo anterior era un crack, qué pasará con éste? Pero no pierde la calma.

El Arquitecto: por ejemplo, un industrial recomendado por él, resulta ser un fiasco en la Obra. Atrasa los trabajos, no tiene personal adecuado y zassss…el Arq. es la válvula de escape suponiendo la Propiedad que por la recomendación el Arq. recibió comisiones…Descrédito inmediato. El Arq. reflexiona pensando cómo es que en la otra obra hizo todo tan bien y ahora declinó? Pero no pierde la calma.

El DT y el Arq. terminan su tarea luego de un tiempo más, donde las relaciones se “enfriaron” y “calentaron” cíclicamente en el torneo y en la obra. Pero ambos con un resultado más que bueno y más que satisfactorio.

Entonces, los lauros del excelente resultado del equipo en el torneo dirigidos por el DT se lo llevan el Presidente del Club, la Comisión Directiva y los jugadores. En el caso del Arq. los galones se los llevan: la Propiedad, la Empresa Constructora y el pintor…Cualquiera menos el Arq.!
Esta historia como se puede apreciar, se repite casi igual en los campos de fútbol donde hay un DT y en las Obras donde participamos los Arq.

Los errores siempre serán del DT. y del Arq. y los éxitos de quienes los contrataron.
Deberán darse cuenta los públicos amantes del Futbol, o necesitados del servicio profesional de un Arq. que ambos ponemos muchísimo cariño y afecto en nuestros trabajos. Ganemos mucho o poco.

Y otra cosa que nos une paradojalmente a los Arqs. y a los DT es el sufrimiento personal.

Porque sabiendo lo que nos espera, sólo por hacerlo, merecemos un premio!...

Porque sea mucho o poco, no todo está en el “sueldo” ú honorarios que cobramos. Porque aguantar cíclicamente el descrédito, la pérdida de confianza periódica, las malas caras, en esta obra y en la próxima y así hasta la eternidad, no hay dinero que las pague.

Y el proceso se reinicia en la próxima obra y/o en el próximo equipo.
Lo manifestado en este post, invito que lo cuestionen y pregunten a arquitectos o DT de vuestro conocimiento, verán que en la gran mayoría de consultados les habrá pasado lo mismo.

Saludos y hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.