Páginas vistas en total

sábado, 9 de marzo de 2013

LA MADRE DEL CORDERO

NOTA: DESCONOZCO EL MOTIVO POR EL CUAL GOOGLE BORRA LAS FOTOS O ILUSTRACIONES. INTENTARE AVERIGUARLO. PIDO DISCULPAS POR ESTO QUE NO TIENE NADA QUE VER CON EL AUTOR!

LAS IDEAS GRUPALES


No creo demasiado (en verdad NADA) en las ideas colectivas.



El creador siempre es uno. El que lo pensó. El que lo imaginó.
Creo que la creación o la idea siempre es de una persona.


Que un equipo la mejora? Es seguro.

Pero la idea primigenia de una obra de arquitectura o un diseño de producto siempre sale de una cabeza. La que lo pergeñó. La que lo pensó u encontró el camino. 

La cabeza que lo soñó.


Por eso frunzo el seño cuando se escribe una referencia sobre alguna de las obras de peso de la historia del diseño o de la Arquitectura y se dice “el equipo formado por XX, YY, ZZ y asociados” desarrolló este trabajo…



El equipo es posterior. Útil, pero siempre posterior.
Mentira. Uno es el que lo pensó. Es el creador y los demás se suben a esa “locomotora” y ayudan a componer el tren. Por eso que nadie se engañe. Los equipos complementan. Y son necesarios.

Pero las ideas originales son en un 98% de una persona.
Eso lo sabemos muy bien los que hemos sido docentes universitarios y encarábamos en la Facultad temas de trabajo donde se pedía a un grupo de alumnos que estudiaran un tema de forma grupal

Al cabo de pocas clases sabías perfectamente quién era el creador/a, "la locomotora", y quienes los vagones. Que luego propondrían, trabajaban, debatían y documentaban y se ganaban la nota. 

Y tambien quien/es en ese tren, se ponían cómodamente en los vagones, hacían el viaje como "turistas" y luego agregaban su nombre al proyecto.


Por eso: que nadie se llame a engaño: creador/a…como la madre, hay sólo una.



Y esa es, no lo dude, la madre del cordero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.