Páginas vistas en total

lunes, 8 de octubre de 2012

DESNUDANDO LA INSPIRACIÓN



LA INSPIRACIÓN Y BLA, BLA, BLA…

Una vez leí que un pintor (¿tal vez Picasso?) dijo…”que la inspiración me encuentre trabajando”
Soy un ferviente creyente de este concepto. En mi historia profesional, nunca me senté a esperar “la idea”.

Si es cierto que no soy de hacer “dibujitos” hasta que aparezca algo que me motive y parezca razonable. Pienso, lo más profundamente que pueda en el tema sin tomar el lápiz (o el puntero del ordenador) y luego recién cuando lo tengo claro en mi cabeza lo dibujo. 

EL VALOR DEL INCONSCIENTE

Ayuda mucho, aunque no lo parezca, el inconsciente a quien le hacemos trabajar de forma permanente sin darnos cuenta y aunque no queramos. 

Algunas de las ideas más interesantes me las “transfirió” el incansable inconsciente… mientras nadaba en la piscina del club o caminaba tranquilamente. O durmiendo.

Otras veces en conversaciones que nada tienen que ver con lo que tengo que resolver, aparece “algo”. Un giro idiomático, una imagen, una idea paralela, un comentario al que “atas” y resuelves.

Creo que el cerebro o esa área del inconciente, no descansa nunca. No es manejable. Pero cuidado porque cuando no logras dominarlo, te conviertes en un obseso y eso no es bueno.

Parecería que lo que necesitas resolver, se queda en un segundo plano, como una película que sigue corriendo, tenue, atrás de la pantalla de lo que sucede realmente en cada momento. Como en el ordenador cuando tienes varias pantallas abiertas y hay una especie de transparencia que puedes ver pero atrás de lo real.
Factor de Inspiración de mi colega!

En la solución de temas de arquitectura o diseño, conocí algunas formas de “inspirarse” muy distintas. Un colaborador que tuve apenas salido de la Universidad, hace de esto más de 40 años, fumaba porros de marihuana y comentaba que salía con su Citroën 2CV así fumado, a dar vueltas por la ciudad, hasta que alguna cosa sucedía…que le abría el camino.

Otra gente, se iba a la Biblioteca de la Facultad a ver libros sobre temas similares a los que tenía que proponer al Cliente; tomaban apuntes y dibujos.

En mi modesta opinión, todo lo que tenemos que hacer y proyectar está dentro de uno. No existe la creación primigenia e innovadora, casi todo está hecho, pero el toque de tu personalidad se verá desde el boceto hasta el final.


Nunca pensé que una solución estética o técnica pudiese sacarla de un libro o de una revista. Si que puedas mejorarla o adecuarla, pero las ideas están dentro tuyo, y las copias se notan final y fatalmente.

Ahora, con la globalización es aún más difícil copiar para los “copiandines” o “versionistas”. Internet los desenmascara rápidamente…A estas copias muchos le dicen “fusilar”.

Lo que creo firmemente (y ya lo dije en otro post) que hay que evitar es el de dar teoría o una base justificativa artificial al producto de nuestra imaginación. Porque no ayuda en mucho a la decisión de un Cliente que no la comprenderá ni le interesa en lo más mínimo. 
Sencillamente porque si le gusta bien; y si no le gusta… muchacho/a a pensar en otra cosa. 

ARQUITECTURA O LITERATURA?

Me permito copiar y lo aviso, el texto de una persona que al comentar una obra de arquitectura, una simple casa unifamiliar,  expresó lo siguiente (y juro que la transcripción es textual, tal y como lo escribió en suplemento de Arquitectura de Clarin de Buenos Aires):

 Alejandro Jaime · Comentarista destacado · UBA Argentina
La casa será , térmica, ecológica, moderna, lo que sea , menos acogedora, es CUADRADA, el filo de los cubos corta el alma del habitante, es una exhibición de materiales y un encuentro de cubos espaciales, ,...pero no contempla la contención emocional del habitante con formas invitantes a permanecer en ella mucho más que estar dentro del cubo de Rubik, que por más que le demos vuelta es siempre un cubo eterno que alberga solo lógica y no posee curvaturas de romanticismo vinculantes con la persona como en arquitecturas más tradicionales basadas en la contención ergonoemocional , desde la arquitectura victoriana, el art decò o la Arq. Francesa.”

Leyendo este dechado de prosa, que un lego no entendería jamás y un entendido mucho menos, podemos imaginar muy bien para qué sirven las memorias y/o las explicaciones teóricas que justifican la casa en cuestión motivo del comentario. Para nada.
Desconozco si el autor de este comentario publicado en el Suplemento de Arquitectura de El Clarín de Buenos Aires, es arquitecto o estudiante. Pero pienso que luego de leer esto, el Sr. Alejandro Jaime, debería simultanear esta carrera con la de Letras, en la especialidad “Relatos y Fantasías”…

MI CONCLUSIÓN CRUDA Y DESNUDA

La Arquitectura y/o el diseño buenos y logrados, no necesitan peroratas, formas invitantes, curvaturas románticas, eruditos discursos, ni explicaciones o justificaciones “ergonoemocionales”…(qué querrá decir esto último?)

Sólo necesita imágenes claras, un planteo honesto, conciso y entendible, y una respuesta funcional. Para eso somos técnicos en la profesión, que dista mucho del relato literario que se plantea en general como justificación o agregado teórico en todos los comentarios de las obras.


Con todo respeto a los literatos, creo que en Arquitectura, todo lo que escribas para justificar lo que hiciste es simplemente bla, bla, bla.

1 comentario:

  1. Me fascinas tu sarcasmo, completamente de acuerdo contigo. La arquitectura debe ser mas practica y realista a la vida que poética para el espíritu. Has hablado por muchos. Un saludo.

    ResponderEliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.