Páginas vistas en total

domingo, 12 de agosto de 2012

YA TOCABA! UN ALIVIO



LO DEJO

Ya está. Lo tengo decidido. Me retiro. Debo confesar que me costó.

Me despido de la Profesión. Dejo la Arquitectura que me acompañó durante mis últimos 50 años. 
Ingresé a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo en el año 1962 y estamos en el 2012.

Ya toca. Me quito en verdad una mochila que ya me pesaba. Reconozco que era tiempo y/o tal vez debí hacerlo antes. Pero es ahora y está decidido.

No le debo nada, no me debe nada. He sido honesto con todo el mundo, lo soy (dicho inmodestamernte) y además, soy agradecido. Intenté ser útil.

Como todas las parejas que terminan…hubo momentos gratos y de los otros. Algunos los manifesté en este blog que llevo desde el 2009. 

Otros me los debo guardar por eso del “secreto profesional”.

Prefiero recordar los buenos momentos y no olvidarlos. Los sinsabores ya son pasado. 

El retiro nos toca a todos. Más tarde o más temprano. Y no pasa nada. Tal vez alguna emoción pasajera.
Adios!
foto censurada por Google 

Afortunadamente, estoy en condiciones físicas y mentales y con ganas de hacer cosas nuevas. Algunas las estoy ya poniendo en práctica.

Escribir, algún tema de diseño industrial, consultoría..., pero fundamentalmente, lo que me de placer y tenga algún nuevo desafío.


Agradezco a todos los Colaboradores, Clientes y Empresas que me tuvieron paciencia y confianza, en especial a las de los últimos 23 años, que es cuando llegué a Barcelona y me tuve que hacer un lugar sin pegar codazos…, cosa por demás muy difícil siendo extranjero y sudamericano.Pero lo conseguí.

El blog lo continuaré por ahora, pero no garantizo por cuánto tiempo. Cuando no tenga más nada que decir en Arquiterapiaa, me despediré como ahora educadamente y el blog pasará a ser un recuerdo. Igual que yo. Y tal vez, hasta sea bueno que así suceda...

Gracias nuevamente por todo y hasta pronto.

5 comentarios:

  1. Muy bien Colega. Hay que dejarlo antes que la profesión te deje a tí. Mucha suerte en lo que emprendas! Y no dejes el blogg; todos los que lo leemos nos gustaría que sigas. No es fácil encontrar un poco de humor y profundidad de razonamiento juntos. Un abrazo y no nos abandones!

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas, por lo menos para mi tus reflexiones Fernando. El retiro nos toca a todos, cada uno lo hace a su manera, esta es la tuya. Pero no dejes el blog, y si lo dejas que sea por otra cosa. Tienes mucho para dar.
    Un abrazo. Roberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roberto. Sólo trato de transmitir experiencias, de las que en 50 años, las hubo...y de todos los colores. Saludos desde Barcelona.

      Eliminar
  3. Hola Fernando, no creo que dejes del todo tus actividades, se que la arquitectura, el diseño y ahora la escritura te dieron, te dan y te darán ciertos experiencias encantadoras y seductoras, por eso no vas a dejar de planear, diseñar y escribir por eso lo llevas en al sangre y en tu cabeza, los vas hacer bajo otros términos y medios pero no creo que te desprendas de semejantes hábitos (porque ya lo son) tan pero tan gratificantes.

    Ventura para ti Fernando y un placer es leerte, espero que no acabes el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por el comentario tan agradable. Intentaré seguirlo. Simplemente lo mío es un paso al costado para intentar centrar los tiempos y objetivos hacia otro nuevo lado de intereses. Seguimos en contacto cuando lo desees!

      Eliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.