Páginas vistas en total

jueves, 3 de julio de 2014

LA REALIDAD VISTA A LOS 44 AÑOS DE PROFESIÓN



UN LLAMADO A LA REALIDAD.

Cuando nos enseñaron (y enseñamos) que la arquitectura debía parecer salir de las entrañas de la propia tierra.

Que debía amalgamarse con el paisaje.

Gracias Maestro Forges, en el País!
Cuando nos dijeron que los materiales debían ser no agresivos con la naturaleza y el medio.

Cuando creímos que nuestra profesión venía a cubrir un espacio importante en la vida de la gente.

Cuando egresamos de la Universidad y nos encontramos con el panorama de la realidad, vimos que eso no nos lo habían advertido en los 6 años de carrera.
  • Tuvimos que exprimir el m2 haciendo gambetas a lo Messi, para que el promotor nos diese la obra sacando de la nada, un dormitorio más. 
  •  Nos dimos cuenta que por más esfuerzos que hagamos, “el surgir de la propia tierra (a la manera de Wright)” sólo quedaba en la fantasía y los manuales y que en el terreno, cuanto más nos acerquemos al FOS, mejor. 
  •  Que los materiales son los que por precio, o cercanía u otras conveniencias, mejor encajen con el diseño, sean o no amigos de la ecología. 
  •  Que el amalgamarse con el paisaje... ni se lo ve ni se lo espera.

DIBUJO DEL AUTOR
En síntesis: que hacemos             (e hicimos) lo que pudimos.

Que nadie se llame a engaño. Mi postura no es derrotista ni plañidera.

Sólo plantea un tema de realidad en el que la mayoría de Arquitectos de mi generación, nos hemos desenvuelto.

Para que esto cambie, son muchos los resortes a tocar.Especialmente en las Escuelas y Facultades de Arquitectura del mundo. Analicemos si los Arquitectos que "fabricamos" en las Escuelas y universidades son los necesarios o se deben suspender un tiempo las clases para que egresen los que tengan trabajo. 
Se que esto es muy criticable, y hasta doloroso, pero no deja de ser la realidad. No podemos generar profesionales que luego trabajen en cualquier cosa menos en lo que estudiaron. Y eso es mas grave.


Reflexionemos e intentémoslo, antes que sea muy tarde.




4 comentarios:

  1. Cuántas ilusiones quedaron por el camino, apreciado Colega. Las suyas perdidas, son parecidas a las mías. Pero hay que seguir. No nos queda más alternativa.

    ResponderEliminar
  2. Mies van der Nothing16 de agosto de 2014, 16:44

    Nuestra generación de Arquitectos, no creo que pueda a estas alturas hacer nada. La generación próxima, deberá lidiar con lo que queda...

    ResponderEliminar
  3. Colega de algún sitio24 de enero de 2015, 16:46

    Me da miedo su nivel de realismo crudo con que plantea las cosas. Todo lo que dice es cierto. Yo tengo ya una mediana edad y soy Colega suyo; pienso si mi hija elije la carrera que Ud. y yo elegimos hace ya mucho, qué le digo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Colega: Intentaría disuadirla. No es momento ni lo será, de creer que la vocación, sea el camino que la lleve a la consagración de nada. Mucho menos cuando somos los arquitectos los que estamos casi de mas, sobraamos por cantidad en esta coyuntura económica que persistirá mucho tiempo.
      Y en última instancia, haga que su hija lea este post. Logrará que odiandome aa mí, lo odie menos a Ud. que es su padre...

      Eliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.