Páginas vistas en total

viernes, 24 de mayo de 2013

TRIVIALITY: LOS BODRIODUCTOS. TEORÍA Y PRÁCTICA



La trivialidad y sus requisitos

Tal como comenté en algun artículo anterior, los productos triviales (a veces denominados "bodrios" y por mi "bodrioductos") existen en el campo del Diseño y de la Arquitectura por partes desiguales.

 
Hay productos u obras de Arquitectura que son malas y malísimas. Pero para tener el caracter de "bodrioducto", segun mi definición, no es esa la única condición necesaria ni suficiente.
 
Tocaré primero los temas del diseño, dejando el de Arquitectura para más adelante.

                                                           LA CREACIÓN

 
Para que exista un producto trivial, debe haber una intencionalidad clara de realizarlo por parte del autor.
Un "imprescindible" panqueque porta lápices...
Sin ser una lista definitiva o excluyente, me permito proponer algunos puntos técnicos que aclararán el concepto profundo del producto "bodrio" o trivial.

  • Debe ser: prescindible, es decir que si no lo compras o no lo usas o te lo regalan, no sucederá nada extraordinario en tu vida.
  • Además debe ser prácticamente inútil y realizado con clara vocación comercial.
  • No debe responder a ningun criterio objetivo de necesidad.
  • Puede responder a un criterio de innovación, pero no nos engañemos: para ser un bodrioducto auténtico debe reunir alguno o todos de los 3 anteriores.
  • Debe ser barato y adquirible por la mayoría de gente, aunque no sepa el comprador para que sirve.
  • Debe salir e introducirse en el mercado con una importante campaña de marketing y hasta, de ser posible, una viral en youtube o foros de diseño.
  • Lo mejor de este producto, debe ser el envase. Color, gráfica, fotos, ventajas de tenerlo, etc.
  • El diseñador (cualquiera de nosotros) debe tener plena conciencia de su inutilidad y/o considerar éste diseño como un "gadget" o un simple tema de supervivencia vital. Al recibir críticas, comentar sin ponerse colorado...que fué "simplemente un pecadillo de juventud".
  • Por último y tal vez el más importante: DEBE ESTAR FABRICADO PREFERENTEMENTE EN CHINA de lo que el productor español o de otro país cualquiera, debe enorgullecerse, comentando el éxito de traer estas cosas fabricadas en China... donde todo "es tan barato"...
  • "Prácticos" zapatos con porta-teléfonos móviles!
  • Dentro de estos bodrios triviales, me vienen a la memoria en estos momentos los aparatos de gimnasia, para abdominales, los cinturones vibradores, escobas limpiadoras mágicas, y otros mucho, que empiezan el circuito en grandes Almacenes o tiendas especializada y luego se terminan vendiendo los stocks en las teletiendas de la televisión en las madrugadas, o en los mercadillos, donde por millares los encontrarás ya manoseados, en góndolas polvorientas por los caminos recorridos.
Porta-paraguas; reutilizando viejas zapatillas?
   Algo parecido pasa con los peladores de frutas o verduras, o exprimidores, o...chiquicientos objetos triviales, sin patrón teórico, sin sustancia generadora, que en general y al cabo de muy poco tiempo, los encuentras como chatarra a un tercio de su valor en cualquier otro bazar. Y a veces con el logo ya mugriento, donde se lee "anunciado en televisión".

No se Uds. pero a mi, cuando los veo, me pregunto invariablemente: -¡ cómo se le pudo ocurrir a alguien hacer esto!                                   

Un párrafo aparte, merecen algunos productos electrónicos donde se copia la gráfica y las primeras letras de una marca, por lo que radios, antenas, DVD, pilas, relojes... pasan a tener marcas tan atractivas como PANAYONIC, SEKIO, EKSON, todas inventadas y alteradas ex profeso de las originales PANASONIC, SEIKO, EPSON, para confundir al comprador que creyendo se lleva un producto con respaldo, se da cuenta que lo han timado. En algunos casos los vendedores, hasta enmascaran la estafa, diciendo que es una segunda marca del original, y otras tonterías parecidas.
Zapalegos o legozapatos; muy prácticos...
Van también algunas fotos de los increíbles y desvergonzantes productos japoneses, frente a lo que debe ser el respeto a la creatividad. No meritan comentario. Las imágenes hablan por si mismas.
 
Se que el trabajo no está para hacernos los exquisitos en su elección. Que la crisis apreta. Pero si tenemos que hacer irremediablemente un bodrio de producto, estemos conscientes de ello. Divirtámonos. Digamos luego que sólo fueron "pecados de juventud"

No se de el caso que otro día tengamos un encargo serio y lo fastidiemos por que el Cliente vió este artículo o alguno de los bodrioductos que nos vimos obligados a crear...

Hasta el próximo post!
__________________________________________________________________________

Nota: certifico que todas las fotos son originales, NO MANIPULADAS, obtenidas de un portal en Internet, que comenta productos innovadores.
___________________________________________________________________________

2 comentarios:

  1. ¿Quién dice que los bodrioproductos no sirven para nada? De momento tienen la utilidad de hacernos sonreír al leer su post, en el que incluye un requisito que aunque me parece vital para merecer la etiqueta bodrio, eso de que deberán estar fabricados en China, también los hay firmados por grandes nombres del diseño. En Nueva York vi una tienda donde vendían utensilios que no servían para nada, tijeras que no cortaban, papel en el que no se podía escribir, pero como era algo muy cool, ahí todo era carísimo.
    Ahora caigo en que yo misma tengo una buena cantidad de esos productos triviales que me han ido regalando con las mejores intenciones guardados en los altillos de la cocina: moldes para conseguir croquetas perfectas, un diseño imposible para exprimir una naranja, un rallador de tomate compuesto por diez piezas, una jarra daliniana que nunca vierte el agua en el vaso sin mojar alrededor, una centrifugadora de 30 cm. de diámetro para escurrir la ensalada.
    Con el agravante de que al ser de marca duran toda la vida, no como los chinos, que tienen la virtud de que a la segunda vez ya tienes que tirarlos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana: Gracias por su comentario! Lo de New York y su tienda de inutilidades me recuerda a una que había años atrás en la calle Mallorca (a una calle o dos de las Ramblas de Catalunya) que se llamaba TODOGRANDE. No duró mucho. No estamos en Barcelona para tanto snobismo! Saludos cordiales!

      Eliminar

La puerta está abierta. Comente y proponga. Esté Ud. de acuerdo o en desacuerdo. En cualquier caso, es Ud. siempre bienvenido. Su opinión es válida e interesante. Sólo se pide disentir sin insultar. No siempre el que habla más fuerte, tiene la razón. El contenido de esta página es de libre distribución, siempre que se cite la fuente y el autor. Si considera que sus derechos de autor o de imagen han sido vulnerados, le rogamos me lo comunique. Lo corregiré de inmediato. Si desea consultarme, puede hacerlo por mail (fw@arquitectoweissmann.com) o teléfono (+34 609725240), cuando lo desee.